Los creadores jóvenes y la cultura digital

Detalle de la tapa del libro “Jóvenes, culturas urbanas y redes digitales”

Gracias al blog “Sujetos sujetados” nos enteramos de la publicación del libro “Jóvenes, culturas urbanas y redes digitales. Prácticas emergentes en las artes, las editoriales y la música.

El libro está coordinado por Néstor García Canclini, Francisco Cruces y Maritza Urteaga. Se trata de un acercamiento genial al mundo de los creadores jóvenes de Madrid y México DF. Más allá de que el estudio se centra en estas dos ciudades, las experiencias y procesos que se describen son válidos para la gente joven de cualquier ciudad contemporánea.

El estudio está hecho en base a observaciones y entrevistas a músicos, artistas visuales y editores independientes. Por esta razón, los resultados son más cualitativos que cuantitativos. Así, contamos con una representación bien vívida de la forma de vida de los emprendedores culturales iberoamericanos, de sus motivaciones, sus prácticas y las dificultades que enfrentan.

García Canclini plantea dos factores que determinan las prácticas culturales emergentes:

1) La precarización del mercado laboral.

2) El cambio tecnológico, en especial la digitalización de la cultura.

Estos dos factores combinados motivan que los creadores se vuelquen al trabajo por proyectos, a la autogestión y a la innovación (en cuanto a nuevos productos culturales y en cuanto a nuevas formas de comunicación y circulación de la cultura). La creatividad, la transdisciplinariedad y la colaboración son formas de supervivencia en una sociedad cuya matriz industrial está en crisis.

En “Arte joven y cultura digital“, Mariana Fossatti y yo dábamos cuenta de varios de los procesos señalados en el libro. Hablábamos de la emergencia de nuevas formas de producción cultural distintas del mainstream industrial. En estas nuevas formas de producción:

- La cadena de producción industrial se transforma en una red

- Hay un contacto directo entre creadores y audiencias. Los intermediarios superfluos pierden poder

- La reutilización y el remix son reconocidos como formas de creación válidas

- Cobra fuerza la figura del prosumidor

- Los contenidos culturales se vuelven abundantes y circulan gratuitamente de manera veloz

- Se cuestionan las viejas leyes de propiedad intelectual

El libro de García Canclini, Cruces y Urteaga tiene la virtud de estudiar estos procesos y algunos otros en distintos campos de la producción cultural (artes visuales, música, editoriales), atendiendo a las particularidades de cada campo y a las distintas velocidades en que adoptan el paradigma digital. Hay también una descripción amplia y contextualizada de las prácticas y las subjetividades de los creadores. Se señalan las contradicciones y dificultades que enfrentan los emprendedores, quienes disfrutan de la autonomía al mismo tiempo que sufren la precariedad.

En definitiva, el libro “Jóvenes, culturas urbanas y redes digitales” es una joyita que les recomendamos leer. Está publicado bajo una licencia libre y desde hoy se encuentra en la biblioteca de Ártica.

2 Comentarios

Deja un comentario.

Avísame por correo electrónico si aparecen nuevos comentarios. También puedes suscribirte sin comentar.