Bibliotecas 2.0

Las bibliotecas ganan valor social cuando son 2.0 – Imagen: Ozyman

La inteligencia colectiva es una forma de inteligencia que surge de la colaboración de muchos individuos. La colaboración existe desde siempre, pero con Internet y la web 2.0 se ve especialmente potenciada. Los medios y servicios sociales permiten no sólo el intercambio de materiales, sino también la discusión pública y la creación colectiva. Los consumidores pasan a ser también creadores.

Scribd y Bibliotheka.org son dos servicios web que capturan la esencia de lo que es la inteligencia colectiva y la aplican, cada uno a su manera, al mundo de la cultura escrita.

Scribd se define a sí misma como “la empresa de publicación y lectura social más grande del mundo”. El concepto es bastante sencillo: hacer una especie de YouTube de los libros. Cualquier persona puede compartir, de forma sencilla, cualquier texto. El texto queda alojado en la web y se puede leer en línea, embeber en cualquier página web o descargarlo. Además, se pueden hacer comentarios, recomendar textos, compartirlos en las redes sociales, etc. “Nuestra visión es liberar la palabra escrita” anuncian, aunque tranquilizan a los tenedores de derechos de autor, asegurándoles que dedican tiempo monitoreando que no se suban contenidos con copyright (los cuales, sin embargo, abundan).

Bibliotheka.org es algo bastante diferente. Con el lema “El que no vive para servir, no sirve para vivir”, pone a disposición de todos un catálogo de más de 53.000 libros digitales, la mayoría en español. Se trata de un sitio sin fines de lucro, sostenido por un grupo de voluntarios que recibe la colaboración de una comunidad de lectores organizados en un grupo Yahoo!. El diseño del sitio es sencillo y algo anticuado, pero su fuerte no está allí sino en la gran cantidad de material que reúne y enlaza. El proyecto es netamente social y, aunque a primera vista no parece “muy 2.0”, es importante recordar que la web 2.0 no es una tecnología en especial sino un concepto donde se destacan la colaboración y la creación compartida. Vale decir entonces que cualquier persona puede participar y colaborar en el grupo de Yahoo! que está por detrás de Bibliotheka.org.

Así, tanto Scribd como Bibliotheka.org son hoy día dos sitios de referencia tanto para lectores como para escritores. Ambos sitios, a distintas escalas, son sumamente exitosos: Scribd, bajo un modelo de negocios que pone en juego el sharismo y lo rentabiliza; Bibliotheka.org bajo un modelo sui generis, absolutamente autogestionado, con una comunidad que pone las reglas.

Lo que veremos en el futuro no lo sabemos, aunque tal vez sea como dicen los muchachos de Scribd y la inteligencia colectiva libere a la palabra escrita.

¿Querés seguir leyendo sobre este tema? Visitá el post “Dos formas de entender las bibliotecas en Internet“.

2 Comentarios

Deja un comentario.

Avísame por correo electrónico si aparecen nuevos comentarios. También puedes suscribirte sin comentar.