Necesidades culturales y gestión de lo común

Las actividades culturales de las comunidades estuvieron históricamente ligadas a las necesidades de las personas. Las asociaciones o centros culturales, los clubes y otros lugares de reunión, aprendizaje y acción cultural han sido siempre piezas claves de la producción y la transmisión de la cultura en el territorio.

Esta realidad se vio parcialmente modificada a partir de los años 80 y 90 con un nuevo enfoque que acompañó la transición neoliberal, basado en la promoción de las industrias culturales (o industrias creativas, según el autor) y el emprendizaje en cultura. Con el éxito económico privado como principal objetivo y la propiedad intelectual como instrumento, hubo un paulatino deterioro de una cultura pensada para transmitir saberes, recrear o cuestionar tradiciones, criticar la realidad, compartir los frutos de la construcción cultural colectiva. Continuar leyendo