Curso intensivo Radical Community Manager

Foto by Dustin Diaz en Twitter

Los días 31 de marzo y 1 de abril de 2012 se transmitió en vivo desde Barcelona el curso intensivo “Radical Community Manager” organizado por el colectivo X.net. El curso ofreció formación en el uso de las herramientas y estrategias de comunicación 2.0 que los movimientos sociales emergentes (como el 15M, la Primavera Árabe, etc.) vienen utilizando exitosamente. En la cultura también necesitamos de una actitud de CM radical, que supere la mera difusión e invite a la sociedad a pasar a la acción, a participar, a debatir y a empoderarse. Por eso desde Ártica colaboramos con la redifusión del curso. Durante las sesiones estuvimos acompañando a los participantes online a través de Twitter, en el hashtag  #comradical. Quienes tengan alguna pregunta sobre las herramientas presentadas, nos pueden preguntar a través de los comentarios. Continuar leyendo

Exposición expandida, Sala 16: El arte de hackear la ciudad

Cabine Electrique de Fabrique Hacktion

Tenemos el placer de presentar en Ártica la sala 16 de La Exposición Expandida. “El arte de hackear la ciudad” es un artículo escrito originalmente hace un tiempo para este mismo blog, el cual hemos revisado y ampliado con nuevas obras, con el ánimo de convertir la experiencia en una verdadera sala virtual de exposiciones. Continuar leyendo

El arte de hackear la ciudad

Foto By laimagendelmundo en Flickr

La figura del hacker suele estar asociada específicamente a la informática y casi siempre tiene connotaciones negativas. Se considera que un hacker es un “pirata”, alguien que se infiltra sin permiso en sistemas informáticos burlando o quebrando sus mecanismos de seguridad para alterar de manera ilícita y malintencionada su funcionamiento. Pero los hackers no son en realidad delincuentes informáticos y su campo de acción es mucho más amplio que el mundo de las computadoras (Richard Stallman dice que es válido hasta hackear bicicletas). Según la Indianopedia: “Hackear es utilizar el conocimiento que tenemos sobre un sistema de cualquier tipo para desarrollar funcionalidades para las que no había sido diseñado originalmente o hacerle funcionar de acuerdo con nuevos objetivos”. Esta conducta tiene que ver con la diversión: el hacker es movido por un placer que deviene de la curiosidad, la creatividad y el conocimiento. En ocasiones tiene connotaciones políticas y fuertes basamentos éticos. Caramba… con esta definición muchos artistas podrían ser hackers y de hecho lo son. La vida urbana, la ciudad, ofrece innumerables oportunidades para ello. Continuar leyendo