Cultura digital

#AbortoLegal: del posperiodismo al mediactivismo en Argentina

La noche del 13 al 14 de junio de 2018 fue de vigilia para el movimiento feminista latinoamericano. Con miles de personas concentradas en torno al Congreso de Argentina, se esperaba un acontecimiento histórico: la media sanción en la Cámara de Diputados de un proyecto de ley de aborto legal, seguro y gratuito. El largo debate parlamentario estaba cargado de incertidumbre, porque el margen para la aprobación era muy estrecho y los votos decisivos se definieron a último momento. En ese marco funcionaron un conjunto de herramientas de información y comunicación en red de las cuales queremos hacer una breve crónica. El mediactivismo apoyado en estas metodologías y estrategias realizó una tarea épica y fascinante que nos da muchas pistas esperanzadoras sobre el futuro de una comunicación emancipadora.

El “poroteo”: periodismo de datos colaborativo

El equipo de Economía Femini(s)ta abrió una planilla de cálculo online llamada “el poroteo” (por la expresión “contar porotos”) para llevar la cuenta de los votos a favor y en contra del proyecto. También se actualizaban los números de posibles abstenciones, ausencias y de votos todavía indefinidos. La planilla era colaborativa, permitiendo aportar datos, pero estos debían estar referenciados a fuentes fiables. Solamente se modificaba la cuenta en base a información certera, evitando especulaciones fundadas en rumores.

Esto diferenció el trabajo de Economía Femini(s)ta del que realizaban medios y portales periodísticos tradicionales que sí incorporaban en sus cálculos información recogida mediante percepciones, rumores y versiones no comprobables. Así, demostró ser la herramienta más precisa durante toda la jornada, arrojando al final de la sesión los resultados más exactos. Con esto en mente, se hace necesario reflexionar con mayor profundidad sobre la cuestión del futuro del periodismo, que, según el discurso de algunos conglomerados de medios, está amenazado por las “fake news” y la desinformación diseminada en Internet. Sin embargo, como vemos en este ejemplo, Internet puede servir justamente para combatir la desinformación propagada por esos mismos grandes medios.

Cobertura colaborativa

Algunas de las imágenes más impactantes de esta jornada fueron creadas y difundidas por mediactivistas que organizaron la Cobertura Colaborativa #13J. Las coberturas colaborativas de fotografía, video y breves crónicas para redes sociales son desarrolladas por grupos que trabajan en red que vienen acompañando la ola de movilización feminista, así como los acontecimientos políticos y la agenda de defensa de derechos en América Latina. El antecedente más reciente fue la cobertura del Paro Internacional de Mujeres 2018, articulada desde la Internacional Feminista.

Estas coberturas se basan en metodologías de trabajo colaborativo y en red con capacidad para generar materiales de altísima calidad desde el lugar mismo de la acción. Lo que antes eran producciones “exclusivas” de los medios gráficos profesionales, hoy está al alcance de organizaciones sociales y colectivos de comunicación que gestionan la logística, los aspectos técnicos y la distribución de su propio trabajo.

Crédito de la foto: Cobertura Colaborativa #13J

Los resultados de las coberturas están especialmente pensados para su difusión en redes sociales, alcanzando miles de visualizaciones y compartidos en Twitter, Facebook e Instagram. Además, en muchos casos son respaldados en repositorios de cultura libre, como Wikimedia Commons o Internet Archive. Para ello, los colectivos utilizan en sus materiales licencias libres (Creative Commons Atribución o Creative Commons Atribución-CompartirIgual), permitiendo así las copias de preservación y difusión. Algunos ejemplos de estas coberturas colaborativas son las del Paro Internacional de Mujeres en Argentina y en Uruguay.

Otro ejemplo de cobertura fotográfica bajo licencias libres es el material producido en esta oportunidad por Prensa Obrera, que puede ser cargado en Wikimedia Commons, desde donde es posible la más amplia reutilización.

Wikidebate

La cuenta de Twitter de Wikimedia Argentina realizó un acompañamiento de todo el debate parlamentario con una simple acción: compartir enlaces a artículos de Wikipedia en español referidos a los contenidos de las intervenciones en la Cámara. Así, cada vez que en el debate se mencionaban conceptos como “vida”, “libertad”, “concepción”, o se hacía referencia a hechos históricos, leyes y tratados internacionales, se compartían los artículos enciclopédicos correspondientes. La idea era contextualizar un debate en el cual no faltaron afirmaciones dudosas e incluso disparatadas.

Plataformas de participación: incidencia parlamentaria en tiempo real y un epic fail de la “democracia digital”

Otra herramienta digital destacable, que permitió una participación directa en las movilizaciones, incluso a distancia, fue Activá el Congreso. La consigna era aumentar la presión social sobre las diputadas y diputados. Mediante filtros por distrito, posición o bloque, se podía buscar a cualquier representante para publicar una mención en Twitter pidiendo el apoyo al proyecto. De esta forma, conociendo a través de la herramienta del poroteo a quienes estaban hasta el momento indecisos/as, era posible intentar influir en su decisión. La herramienta en sí quizás no es tan novedosa, como oportuna y eficaz, en un escenario de múltiples presiones e incertidumbres, en el cual las redes sociales estaban siendo intensamente utilizadas como espacio de debate social.

Pero las herramientas digitales no son por sí mismas un factor democratizador del debate político. Esto se puede demostrar con el experimento fallido del diputado Facundo Garretón, quien desarrolló una plataforma basada en Democracy OS (un software de toma de decisiones creado por el Partido de la Red) para hacer una “consulta” a la gente y terminar de definir su posición. Con casi 15.000 personas participando, este diputado terminó declarando un supuesto “empate” de opiniones y optando por su ya conocida posición contra el proyecto de ley. Así, miles de personas fueron inducidas a registrarse en una plataforma virtual y dejar sus datos personales, para ver finalmente frustrada su expectativa de incidencia política.

En definitiva, en la jornada de la despenalización del aborto en Argentina, y más en general, en el movimiento feminista latinoamericano, vemos algunos ejemplos de una comunicación en red emancipadora que cuestiona las lógicas de los medios convencionales. Se utilizan estrategias de comunicación popular en combinación con herramientas digitales con el fin de lograr un alto impacto político desde afuera de las principales estructuras comunicacionales. No podemos decir que, gracias a una u otra de estas herramientas, se dio vuelta una votación parlamentaria. Lo que sí podemos decir es que las herramientas de información y comunicación que realmente empoderan son aquellas creaciones colectivas eficazmente articuladas con los debates políticos y las movilizaciones en las calles.

Publicado por Mariana Fossatti en Cultura digital, 0 comentarios

El gobierno de los bienes comunes digitales

La semana pasada se publicó el libro Comunes. Economías de la colaboración. La publicación es el resultado de muchos de los aportes generados en el Encuentro Comunes, que ya lleva dos ediciones (en mayo de 2016 y en junio de 2017) y que en 2018 tendrá una nueva edición. El Encuentro Comunes, así como el libro, se centran en las economías colaborativas y la cultura libre como formas contrahegemónicas de pensar y de incidir en el futuro del trabajo, de las personas que trabajan, y de la manera en que se distribuyen los frutos del trabajo.

Con capítulos sobre laboratorios ciudadanos, ciencia abierta, bienes comunes tanto físicos como digitales, cooperativismo y tecnología, entre otros temas, el libro hace un repaso sobre buena parte de lo que se está pensando y haciendo en América Latina y en otras partes del mundo alrededor de las economías del procomún.

La publicación está coordinada por Adriana Benzaquen y Marcela Basch, con la colaboración de Marianny Alves y Mariano Fressoli, y cuenta con aportes de más de una decena de autores y autoras. Está disponible para descargar libremente en el sitio web del Encuentro Comunes. Desde Ártica tuvimos el placer de participar en el libro Comunes con un capítulo dedicado a los bienes comunes digitales, que publicamos a continuación. Seguir leyendo →

Publicado por Jorge Gemetto en Cultura digital, Políticas culturales, 1 comentario

La economía del regalo en tiempos de Netflix

Imagen: Klallam people at Port Townsend, por James Gilchrist Swan, en dominio público, vía Wikimedia Commons.

Cuando en 2007 Richard Barbrook escribió el artículo “Giving is receiving” (“Dar es recibir”), resumía quizás mejor que nadie las expectativas que toda una generación tenía sobre Internet hasta ese momento. Hoy, una década después, es el testimonio preciso de un momento de quiebre, que sirve para entender lo que vino después.

Si el ideario anarcolibertario de John Perry Barlow había puesto las esperanzas en un espacio cibernético autónomo, al que nos invitaba a mudarnos para evitar la opresión, y si Lawrence Lessig, desde una visión que podríamos llamar reformista, había defendido la necesidad de hacerle un espacio a un tipo de intercambio no mercantil de información que conviviría con la industria tradicional, Barbrook, habiendo leído a ambos, auguraba en cambio una nueva era donde la información inevitablemente dejaría de ser una mercancía y se transformaría en un bien común. “Knowledge is a gift not a commodity” (“El conocimiento es un regalo, no una mercancía”) es su conclusión, y es, al mismo tiempo, el punto de partida de una nueva cultura, de una nueva sociedad. Este devenir es el resultado de la tendencia intrínseca del capitalismo a aumentar la productividad y a acelerar las comunicaciones, pero al mismo tiempo plantea una contradicción, que tiende a destruir o volver irrelevantes ramas enteras de la industria cultural. Sin embargo, como bien lo veía el propio Barbrook, esto no generaba, al menos en el corto plazo, una amenaza al capitalismo, sino más bien una reconfiguración económica en la que una parte de la actividad humana se socializaba, y esa socialización, que de por sí era un triunfo cultural y civilizatorio, era al mismo tiempo un recurso aprovechado por otras empresas para aumentar las ganancias. Seguir leyendo →

Publicado por Jorge Gemetto en Cultura, Cultura digital, 1 comentario

3 formas en las que las instituciones culturales pueden hacer más visibles a las mujeres en Internet

Durante marzo, el proyecto de cultura libre más popular de Internet, la Wikipedia, es protagonista de varios proyectos e iniciativas en torno a las mujeres. El conocido problema de la brecha de género en Wikipedia es encarado de distintas maneras, con varias editatones, concursos y campañas. Una de estas iniciativas es #VisibleWikiWomen, un desafío para ilustrar Wikipedia con imágenes de mujeres relevantes que todavía no están visibles en la enciclopedia libre. Pero es un desafío no solo para wikipedistas habituales o colaboradores puntuales. Es un desafío que también convoca a las instituciones culturales. Por eso nos unimos a participar y queremos invitar a personas y proyectos del ámbito de la cultura a hacer lo mismo. Seguir leyendo →

Publicado por Mariana Fossatti en Cultura digital, 1 comentario

Wikipedia: no se trata de promoción, sino de colaboración

Maratón de edición de Wikipedia en Puebla, México. CC BY-SA por ProtoplasmaKid en Wikimedia Commons.

No es poco habitual escuchar que artistas o instituciones culturales hablen de “tener una página en Wikipedia” e incluso se utiliza a veces la palabra “perfil”, como si de una red social se tratara. Es cierto que en Wikipedia podemos encontrar artículos referidos a artistas, obras, museos, bibliotecas y diversas instituciones culturales relevantes. Pero estos no son “sus” artículos, sino que son el producto del trabajo colaborativo de muchas personas, abierto y en construcción permanente.

Si bien lo que aparece en Wikipedia se considera relevante, no es Wikipedia la que hace relevantes los asuntos, sino al revés: la relevancia es un criterio previo para que algo sea incluido en Wikipedia. La relevancia no es sinónimo de popularidad o mérito. No es lo más conocido o lo más valioso lo que recoge esta enciclopedia, sino lo que distintas fuentes fiables señalan como de interés. Wikipedia no debería usarse para mejorar el posicionamiento de ninguna persona, marca, empresa o institución, por más que consideremos que merece atención.

Wikipedia, que pretende reunir la suma del conocimiento humano, necesita ayuda para lograr este propósito, básicamente a través de la edición voluntaria. Todavía hay muchos artículos relevantes que no existen, porque a veces las cuestiones relevantes no son tan visibles. Esto ocurre con muchas mujeres notables, que todavía no tienen un artículo en Wikipedia debido a que quienes la editan (en su gran mayoría hombres) no se interesaron, o a que las fuentes son más difíciles de encontrar.

En este contexto, es más interesante lo que podemos hacer por Wikipedia, que lo que Wikipedia puede hacer por nosotros. Para artistas e instituciones culturales, la enciclopedia más consultada no debería ser un espacio para la promoción, sino para la colaboración. ¿Y cómo se puede colaborar? Seguir leyendo →

Publicado por Mariana Fossatti en Cultura digital, Gestión cultural, 0 comentarios

La edición digital como metodología

Fuente de la imagen: Blog de Mariana Eguaras.

¿Cómo se hace un libro digital? ¿No son actualmente todos los libros “digitales” desde su nacimiento, por el solo hecho de que los hacemos usando computadoras? ¿El proceso de editar un libro digital sigue el mismo camino que el libro que va a ser enviado a la imprenta?

Las respuestas a estas preguntas no son tan obvias, porque el mundo de la edición digital es más complejo de lo que parece. Algunos de sus más interesantes desafíos se abordan en una reciente publicación: “Edición digital como metodología para una edición global – Análisis, reflexiones y propuestas para el entorno editorial actual”. Un libro de Ramiro Santa Ana Anguiano que recopila una serie de entradas publicadas en el blog de Mariana Eguaras. El libro no solamente presenta metodologías y técnicas de edición digital, sino que lo hace explicando los problemas de fondo y haciéndonos reflexionar en torno a ellos de forma muy clara y amena. Para todas aquellas personas e instituciones que hemos editado en digital, y que pensamos seguir haciéndolo, este trabajo es una lectura básica. Seguir leyendo →

Publicado por Mariana Fossatti en Cultura digital, Edición, 1 comentario

De 2017 a 2018: fortaleciendo formas abiertas de producción cultural

Cada año que termina nos gusta hacer un repaso de lo que hicimos en Ártica. Esta retrospectiva anual nos permite sintetizar los temas, actividades y proyectos en torno a los cuales venimos trabajando, lo que nos resulta una valiosa base de para las ideas a desarrollar el próximo año. 2017 fue variado y nos dejó muchos aprendizajes y alegrías que queremos compartir con ustedes.

Una de nuestras principales áreas de investigación y práctica este año fue el de las bibliotecas digitales. En enero lanzamos la nueva biblioteca digital de Ártica, que brinda acceso libre a decenas de obras de referencia sobre cultura digital. El trabajo en la biblioteca lo complementamos con artículos donde contamos nuestros aprendizajes. Hicimos un repaso de herramientas de software para implementar bibliotecas digitales, contamos cómo gestionar repositorios digitales con Omeka, y presentamos un conjunto de tecnologías esenciales para el tratamiento automatizado de textos. También continuamos brindando el curso online de digitalización y comunicación de archivos culturales, a través del que, por segundo año consecutivo, acompañamos a distintas personas a implementar sus propios repositorios digitales. Seguir leyendo →

Publicado por Jorge Gemetto en Cultura, Cultura digital, Gestión cultural, 0 comentarios

Feminismo, Internet y conocimiento libre

Cultura libre y feminismo. Fuente: Wikimedia Commons. CC0.

Como en todos los demás campos de la sociedad, la perspectiva feminista hace visible y cuestiona la desigualdad en la producción, circulación y acceso a la cultura. En el campo de la producción cultural las mujeres son excluidas a través de reglas de pertenencia, prácticas editoriales, operaciones de la crítica y muchos otros mecanismos. Las mujeres, en tanto autoras, tienden a ser relegadas a ciertos temas y géneros, limitando su campo de acción y reforzando estereotipos. Pero, sobre todo, son arrojadas al rol de consumidoras culturales.

Esta desigualdad, que tiene una larga historia, se reformula con Internet, no exactamente en los mismos términos, pero sí con idénticos fines. Por eso son tan interesantes las nuevas estrategias del feminismo en relación con la cultura y las tecnologías. El objetivo de ir hacia una cultura digital feminista, y, más aún, hacia una Internet feminista, es lo que hoy en día reúne muchísimas iniciativas, de las que en este post vamos a mencionar solo un puñado. Seguir leyendo →

Publicado por Jorge Gemetto en Cultura digital, 2 comentarios

Acceso abierto a la cultura y retribución justa: ¿es posible la conciliación?

Fuente de la imagen: Pixabay, bajo CC0.

Hay una falacia que se reproduce frecuentemente cuando se habla de la remuneración del trabajo creativo. Es la idea de que el trabajo creativo produce valor por la contribución de individuos aislados –”los creadores”–, y que otros individuos –”los consumidores culturales”– acceden al mismo también de forma aislada, o como mucho en grupos familiares, siendo los responsables de pagar por ese valor en el mercado. Cada cual desde su cuenta de usuario premium, con su entrada para el espectáculo, con su abono a la TV por cable o adquiriendo personalmente bienes como libros, discos o películas. Internet resultó removedora para esta lógica de acceso de mercado. No obstante, a las formas comunitarias de acceso se las etiqueta como “piratería” y cada vez más cercos se levantan para el acceso a la información en la web pública y abierta. “De algo tienen que vivir los creadores”, se dice, criticando la lógica del acceso abierto como “culpable” de quererlo todo sin pagar nada. Si bien ya hemos hablado muchas veces sobre modelos sustentables para la cultura en tiempos digitales, en este post revisamos algunas opciones innovadoras para conciliar el acceso abierto a la cultura y una retribución justa a quienes participan en la producción cultural. Seguir leyendo →

Publicado por Mariana Fossatti en Cultura digital, 4 comentarios

Cultura radical: acceso al cine en una ciudad latinoamericana

Hoy viernes 24 de noviembre se estrena el documental Cultura radical, producido por Nodo Común y Red-acción. El film reúne, a lo largo de 26 minutos, los testimonios de cuatro vendedores de películas de la ciudad de Cochabamba, Bolivia, que comparten el interés por el cine de autor, así como la preocupación por ofrecer a sus clientes películas de buena calidad, muchas veces difíciles de conseguir. Seguir leyendo →

Publicado por Jorge Gemetto en Cine, Cultura digital, Políticas culturales, 0 comentarios