Artistas y redes sociales: una cuestión de actitud

¿Deberíamos los artistas sacrificar parte del tiempo dedicado al taller, al ensayo, a la realización y los proyectos propiamente artísticos para dedicarlo a las redes sociales? ¿Por qué hacerlo? En este post tratamos de explicar que las redes sociales son sumamente relevantes para la actividad de artistas, gestores y emprendedores culturales y proponemos algunos consejos para iniciarse en los social media desde el ámbito cultural.

La participación en redes sociales de Internet implica tiempo, constancia y esfuerzo. El tiempo y esfuerzo necesarios para tejer una red. Pero de ninguna manera es tiempo perdido sino invertido en aprender, compartir, conocer y generar contactos. Si bien hay muchas herramientas gratuitas y fáciles de usar, estar en las redes sociales significa generar identidad, presencia y audiencia.

Así que el paso cero es crear cuentas, perfiles, páginas, pero el verdadero primer paso es comenzar a gestionar todo esto. Justamente, esa parte es la que suele superar a cualquiera que tenga cosas mejores que hacer (como hacer arte o trabajar con la cultura).

Existen agencias de “social media” que ofrecen sus servicios para gestionar toda la presencia online de artistas, pero en este post proponemos algunas premisas y herramientas para hacerlo uno mismo. ¡Tal como tratamos de hacerlo en Ártica!

1. Web o blog, o ambos, con información actualizada, interesante, confiable y valiosa sobre nuestra actividad, experiencia, trayectoria y también ideas, proyectos, temas de interés. En esto hay que ser constante y nunca poner excusas: si el contenido no está actualizado es probable que los visitantes no entren en contacto creyendo que los responsables de la web no van a responder por este medio. En un post anterior propusimos algunos consejos para gestionar una web cultural para ampliar este tema.

2. Presencia en redes sociales generales y específicas: Twitter, Página de Facebook, Flickr, YouTube, LinkedIn, así como otras vinculadas a la actividad específica del artista (las hay de música, artes visuales, literatura, cine). Estos son medios para aumentar la cantidad de contactos, desarrollar vínculos e intercambiar información específica dentro del campo en el que se trabaja. Estos medios requieren también aprender ciertas reglas del juego de la participación y el intercambio: el respeto, la constancia, la generosidad al compartir. Quienes temen mostrar trabajos en proceso, recibir opiniones abiertamente o exponerse a “ser copiados” poco tienen que hacer en las redes sociales.

3. Actitud de escucha activa y participación oportuna. En todos los casos, la promoción debe estar concebida como información y mejor aún, como conversación con colegas y público. Esto incluye también la participación en otros sitios web, blogs y redes de referencia, pero no mediante mensajes publicitarios sino como forma de colaborar generando valor y reputación. También es recomendable buscar activamente la participación de los usuarios y la co-creación con ellos mediante actividades concretas como foros virtuales, webconferencias, juegos y otras posibilidades interactivas.

4. Es importante que los artistas pensemos en las redes sociales como espacios donde cada uno de nosotros va a consumir su “dieta cognitiva”. Nos alimentan de conocimientos e inspiración, pero no bajo el imperativo de estar constantemente actualizados sino para ensanchar los horizontes. No hay que tener miedo de compartir y darse a conocer. Verdaderamente la gente aprecia que se le propongan ideas nuevas, ya sean textos, links, música, video, imágenes. En fin, es la forma en que siempre ha circulado la cultura, pero ahora los artistas pueden ser mucho más protagonistas que en la era de los mass media.

10 Comentarios

  1. hola Que buen articulo, es precisamente gracias a esa necesidad que nace mi empredimiento para artistas y emprendedores culturales.
    A partir de la necesidad de hacer uso de las TICs para crear audiencias y de esta manera impulsar el “consumo” uso y apropiación de los bienes y servicios artisticos y culturales.

    Gracias y saludos

    @manuelpachon
    @hub_DC

    Comentar
  2. Es bien cierto Luis, arte y comunicación son cosas que van juntas, y si bien el mundo interior del artista es primordial, el intercambio con otros es lo que lo enriquece culturalmente y críticamente.

    Comentar
  3. A meu ver, o criador inato e genuíno tem dificuldade em lidar com o mundo exterior! Daí, a necessidade de uma forma de expressão, que leve o seu pensamento a esse quase desconhecido relacionamento.
    O genuíno pinta para comunicar, o escultor esculpe para…

    Comentar
  4. Es interesante lo de empoderarse uno mismo de estas herramientas, dado que hoy como nunca los creadores tenemos herramientas para llegar directo, sin intermediarios, a nuestros colegas y al público. De todas formas, no deja de representar un gran esfuerzo. Te tiene que gustar!
    Saludos y gracias por el post.

    Comentar
  5. Exacto, Julio, muchos de estos concejos no son específicos para artistas. Creo que estos cuatro puntos resumen la actitud de la que hablamos en este artículo. Están muy buenos, porque no están centrados en lo tecnológico sino en lo social y comunicativo. Si pensamos desde este punto de vista, se hace aún más relevante el trabajo y la presencia de los artistas y toda la gente creativa en las redes sociales.

    Comentar
  6. Interesante, Mariana. Te diré que veo al artículo como una buena introducción a las redes sociales (tanto electrónicas como físicas) aplicable a nivel general, no sólo para artistas.

    Se me ocurre que se puede resumir los puntos así:

    1. mantenerse presente y relevante
    2. elegir el medio adecuado y respetar sus reglas
    3. saber escuchar para saber qué y cuándo hablar
    4. recordar que hay que dar para recibir

    Saludos.

    Comentar
  7. Hola a todos:
    Me ha parecido muy interesante el post y la página en si. Primero de todo quiero felicitar a los promotores de esta iniciativa.
    Mi opinión es que siempre va a existir información sobre un artista en la red (notas de prensa, grabaciones, ect) y esta hay que asumir que puede ser tanto positiva como negativa. Creo que la actitud responsable es gestionar la información y facilitar a los espectadores y usuarios de los productos culturales el contacto con el artista. Todos escribimos en el google el autor de un libro que nos ha gustado, un músico, etc porque si nos ha gustado generalmente queremos saber más. Creo que el objetivo es generar una identidad virtual constistente y coherente, lo que se viene llamando una marca personal propia y distintiva.
    Por otro lado creo que hay muchos artistas poco afines a la tecnología que ponen excusas sobre el uso porque en muchas ocasiones no saben como gestionar los recursos que se le ofrecen. Un poco de egosurfing (poner tu nombre en google) te dará una idea real de como se está gestionando tu identidad virtual.
    Llevo unos meses escribiendo un blog en el que plasmo mi experiencia tanto en el mundo de la música e intento ofrecer información de interés que no se ofrece en los centros educativos. Os invito a visitar los post: el artista emprendedor y marqueting para músicos (www.labrujuladelcanto.blogspot.com).
    Mi opinión es que saber como gestionar la información en internet es fundamental hoy en día, ya no es optativo el uso de la tecnología o te subes al carro o dejarás de existir. Por último quisiera añadir que el uso de redes sociales ofrece ventajas importantes a la hora de intercambiar información fundamental con diversos sectores relacionados con el artista (docencia, marqueting, publicidad, periodistas, gestores, etc).
    Un saludo y feliz verano.

    Comentar
    • ¡Buen aporte Isabel! Es como tu dices, hacerse cargo de la información que sobre nosotros circula por Internet y gestionar la identidad digital es una actitud responsable. ¿Qué resulta de una búsqueda en Google cuando pongo mi nombre? ¿Arroja esto resultados coherentes y consistentes? Si bien no es posible tener el control 100% sobre estos aspectos, cultivar con cuidado, esmero y constancia la identidad digital es fundamental para un artista. Esto solamente se logra con una actitud proactiva que no implica controlar o censurar a nadie, todo lo contrario, implica tener el rol protagónico, ser la fuente central y más confiable. Para esto tenemos que ser los principales difusores de los contenidos que creamos y estar dispuestos a conversar a intercambiar con los que se interesan por nuestro trabajo, y llegar hasta ellos, no esperar que lleguen a nosotros “por casualidad”. Yo diría que no es la tecnología aquí lo central; lo que no es optativo es la participación en el ecosistema de medios sociales en la red.
      Muchas gracias por un generoso e interesante comentario. ¡Nos estamos leyendo!

      Comentar

Deja un comentario.

Avísame por correo electrónico si aparecen nuevos comentarios. También puedes suscribirte sin comentar.