Crónicas de un viaje a Rosario con visita a artistas y medios hiperlocales

Rosario, un paisaje de feli punch

Rosario es una ciudad de más de un millón de habitantes a orillas del río Paraná. Es uno de los centros urbanos más importantes de Argentina. Llena de parques, cafés y espacios culturales, esta ciudad nos resultó un lugar genial para ir de visita y conocer amigos que fuimos haciendo en nuestro trabajo en Ártica. Nos llamó la atención la gran cantidad de artistas que hay en Rosario. Además, existe una propuesta muy vasta de actividades culturales abiertas y, algo que nos alegró mucho, la gente ligada a la educación, al arte y a la cultura está muy volcada al conocimiento y a la cultura libres.

Entre la gente que visitamos se encuentran Faca e Inne, de Compartiendo Capital. Ellos vienen trabajando desde hace tiempo en el traslado de las lógicas de la cultura libre al campo del arte contemporáneo. El año pasado contaron su experiencia en el curso abierto Arte joven y cultura digital. Faca viene tomando desde hace tiempo frases que encuentra en las redes sociales de Internet y las traslada a la calle, transformando las frases en cartelería urbana que va instalando en la ciudad. Recomendamos visitar la web del fascinante proyecto Sincita, que actualmente está buscando financiamiento para publicar un libro a través de crowdfunding.

Calle de Rosario y una aparición del proyecto Sincita, de Fabricio Caiazza (Faca)

 

Sincita, de Fabricio Caiazza (Faca) en un muro de Rosario

También conocimos personalmente a Pablo Boffelli, feli punch, un artista al que admiramos y que conocíamos a través de Flickr. Pablo dibuja. No para de dibujar en papeles, maderas, paredes, en todos lados. Coloca a monstruos y personitas en las más variadas y surrealistas situaciones, en composiciones constructivas a veces mínimas, a veces de lo más detalladas y complejas. Tiene un estilo propio y sin embargo no deja todo el tiempo de buscar y evolucionar. Pablo está convenido, al igual que nosotros, que Internet es un generoso espacio para todos los artistas.

Un poco después, nos encontramos a orillas del Paraná con la gente de ClubdeFun, una revista multimedia que sale con cada cambio de estación. Se trata de un proyecto de webperiodismo cultural, autogestionado y 100% hiperlocal, que conecta la actividad cultural rosarina con el mundo a través de la revista online, un blog y una agenda cultural. Allí muestran lo que pasa en música, teatro, artes visuales, literatura, cine, etc. ClubdeFun está formado por un grupo de comunicadores que trabajan de forma muy profesional y apasionada, lo que les ha permitido sostenerse con constancia en el tiempo y les ha valido diversos premios y reconocimientos. Actualmente están ampliando su staff y buscando un modelo para sustentar y ampliar el proyecto.

Finalizando ya nuestro recorrido, fuimos a charlar a la radio Universidad de Rosario con los chicos de Más Tarde que Nunca. Se puede decir que MTQN es un programa radial 2.0 al que no le falta un actualizado blog que se nutre del programa y a su vez lo enriquece. Tampoco faltan las versiones del programa en podcast ni la interacción con la audencia a través de Twitter y Facebook. El programa, que se emite diariamente, cuenta con un variado grupo de columnistas que cubren el área de la música, el cine, la literatura y la tecnología, entre otras. Además son frecuentes los mini-recitales acústicos en vivo, que se transmiten también por Internet y que a fin de año se compilan en el disco antológico descargable Cassiacústicos.

Entre muchos otros temas, en MTQN se habla sobre las relaciones entre arte y tecnología, con un fuerte énfasis en la cultura libre. Allí tuvimos el placer de encontrarnos con Aielén Luna, encargada de la columna friki de MTQN, quien participó en el curso Arte Joven y Cultura digital. La charla estuvo estuvo muy interesante y por suerte todo quedó registrado en el podcast del programa. Como yapa, les recomendamos un mini documental sobre este programa con seis años de trayectoria, donde además se muestran las calles de Rosario, que, según se dice, se dejan comparar un poco con las de Montevideo.

El último día de nuestra estadía, asistimos a la presentación del Anuario de actividades culturales de Rosario de 2011 en la galería Darkhaus. El libro, que es una retrospectiva realizada por un equipo de periodistas culturales para tener un registro de todo lo que pasó en la ciudad en el último año, fue editado con una licencia Creative Commons que permite reproducirlo y compartirlo libremente.

En Rosario nos encontramos con excelentes ejemplos de medios hiperlocales con una gran creatividad, continuidad y capacidad para registrar, compartir y conectar lo que pasa en la ciudad con una audencia global. Una ciudad cosmopolita pero chica, donde todos se conocen pero tal vez por eso, es más fácil conectar y crear en conjunto.

Deja un comentario.

Avísame por correo electrónico si aparecen nuevos comentarios. También puedes suscribirte sin comentar.