WordPress para proyectos culturales

W for WordPress Foto: Kristina Alexanderson via Compfight

WordPress es en la actualidad mucho más que una plataforma de blogs: es una completa y versátil herramienta para el manejo de contenidos web. ¿Qué posibilita esa flexibilidad y cómo podemos aprovecharla en proyectos culturales?

Algunas cosas básicas sobre WordPress

Es un CMS (por sus siglas en inglés, que significan Content Management System; sistema de gestión de contenidos). Esto es, una herramienta para que permite al usuario publicar contenidos web de forma muy sencilla.

Es software libre. Como tal, nos ofrece todas sus libertades, además de ser gratuito.

– Tiene dos versiones: la que puedes descargar desde WordPress.org para usarla en un servicio de alojamiento web propio; la que proveen sus creadores en WordPress.com, que no requiere que tengas un hosting. La primera opción es la que más nos gusta, porque tiene las más amplias libertades para hacer muchas más cosas con tu blog. La segunda es más sencilla, pero más limitada, y en su versión gratuita va con publicidad.

– Es personalizable y extensible, mediante plantillas que cambian su apariencia y mediante plug-ins, pequeños programas complementarios que le agregan funcionalidades “extra”.

El modelo de negocios detrás de WordPress es muy interesante y vale la pena explicarlo brevemente: Automattic, la empresa detrás de este software, lo desarrolla gratuitamente y lo libera, permitiendo a la comunidad usarlo y aportar en su desarrollo. Esto le genera dos enormes oportunidades: mejorar su producto a través de un ecosistema de creación compartida y brindar servicios (como WordPress.com, del que obtienen beneficios por publicidad y opciones premium).

 

¿Cómo aplicarlo a la gestión de proyectos culturales?

Gracias a los CMS como WordPress se popularizan los sitios web, especialmente los blogs, permitiendo que muchas personas puedan expresarse en Internet por sí mismas, con herramientas muy sencillas y económicas. Esto es relevante para la gente del sector cultural: cualquiera puede crear un medio de comunicación digital y con ello una comunidad en Internet, desde grandes instituciones culturales, como museos o academias, hasta pequeños grupos barriales o autores independientes.

Sin agotar todas las posibilidades, aquí van algunas que podrían aprovecharse en un proyecto cultural:

1) Tener un blog (y que que se convierta en un medio digital). No nos cansaremos de elogiar las ventajas de un blog en el sector cultural, siendo la principal, que te permite contar tu propia historia. Si bien hoy existen Blogger o Tumblr para cumplir esta función, un blog en WordPress tiene la posibilidad de evolucionar en un completo medio digital, con distintos roles pare el equipo de edición, multitud de servicios extra como boletines, comentarios mejorados, foros, etc.

2) Portfolio artístico (y evolucionar en un centro de exposiciones online). Hay infinidad de elegantes temas o plantillas de WordPress para que un artista organice diversas galerías virtuales. Nuevamente, al poder incorporar más usuarios y múltiples roles, no hay porqué conformarse con un portfolio individual, y es posible crear hasta un centro de exposiciones online, incluso para vender obras de arte mediante plug-ins de comercio electrónico.

3) E-books. Un blog puede perfectamente estructurarse en capítulos o secciones (mediante categorías y etiquetas) de manera que las distintas entradas resulten en una historia que se va construyendo a medida que se publica. Muchos autores van compartiendo adelantos de sus libros y reciben feedback de los lectores. Por ejemplo, en nuestros cursos abiertos, publicados enteramente en este blog, al final editamos e-books que surgen de las diversas entradas que componen el curso. Hay un interesante servicio online llamado PressBook, que además provee un plug-in para WordPress y que permite exportar un blog en diversos formatos de lectura (epub, pdf, etc.). También hay algunos plug-ins para catalogar libros y crear bibliotecas completas.

4) Red social o sitio de comunidad. Si queremos dar protagonismo a los usuarios del proyecto, y más que un medio digital, necesitamos una plataforma para facilitar la colaboración y la interacción, WordPress también tiene opciones. Con BuddyPress se puede transformar el sitio en una red social. Con IntenseDebate se puede dar más opciones a los comentaristas (votación de comentarios, perfiles, integración con redes sociales). También podemos darle más poderes a los usuarios para trabajar en una wiki o tener documentos compartidos.

5) Actividades educativas. Con un blog simple, como el nuestro, ya comprobamos que es posible realizar actividades de formación (las entradas son las clases, los comentarios el debate, los pingbacks las tareas de los estudiantes en sus propios blogs). Pero también hay quienes proponen usar WordPress para crear una completa aula virtual mediante una diversidad de plug-ins.

Dejamos por aquí la lista, que podría ser mucho más larga y variada. Lo cierto es que hay múltiples opciones, desde las más sencillas a las más complicadas. Pero lo interesante de todo esto es que un blog de WordPress puede crecer contigo en tus proyectos. Se puede transformar, ya sea en apariencia como en funcionalidades, avanzando por pequeños módulos sin que tengas que esperar que un administrador de un servicio online se decida a incorporar tal o cual opción. Sobre todo si usas la versión de WordPress.org, vas a tener un mayor control y mucha más capacidad de crecimiento para tu proyecto.

 

¿Ganas de aprender más?

Si bien es muy sencillo empezar con WordPress en modo “autodidacta” (y se puede avanzar un montón), en Ártica te podemos dar una mano con nuestro curso online “Crea tu proyecto cultural con WordPress”, en el que guiamos a cada participantes a través de tres módulos (instalación, diseño, gestión) para que desarrollen proyectos culturales en esta plataforma. Como no hay recetas, y cada caso es diferente, nos aseguramos de prestar atención personalizada a cada alumno ya que entendemos que cada proyecto tiene necesidades diferentes, y nos encanta verlos aflorar en sus particularidades al final del curso. Más información sobre el curso en esta página.

Deja un comentario.

Avísame por correo electrónico si aparecen nuevos comentarios. También puedes suscribirte sin comentar.