Argentina: dominio público fotográfico en peligro

estas fotos van a desaparecer

El dominio público está compuesto por todas las obras creativas cuyos autores ya no pueden reclamar para sí derechos exclusivos. Se trata del acervo cultural de una comunidad, y puede ser usado libremente por cualquiera. Los archivos, museos y bibliotecas que guardan este patrimonio común tienen la capacidad de exhibirlo y ponerlo a disposición del público, tanto física como digitalmente, gracias a que esos actos no están sujetos al capricho de ningún titular de derechos de autor. Pero el dominio público en el mundo viene disminuyendo, a medida que legislaciones cada vez más restrictivas aumentan los plazos de copyright, frenando el ingreso de nuevas obras al dominio público, o directamente, privatizando de un plumazo grandes porciones de este patrimonio común. Esto es lo que precisamente está a punto de ocurrir en Argentina, país en el que las fotografías tienen hoy un plazo de restricción por copyright particular: de “apenas” 20 años después de publicadas. Un nuevo proyecto de ley pretende aumentar dicho plazo a 70 años después de la muerte del autor.

De aprobarse este proyecto, fotos históricas que pueblan la memoria colectiva de la comunidad y que insólita, pero afortunadamente, son de uso libre, pasarían de nuevo a manos privadas, particularmente, de herederos de autores ya fallecidos. Las obras de fotógrafos muertos hasta hace 70 años pasarían nuevamente a dominio privado, alcanzando a fotografías tomadas a principios del siglo XX e incluso a fines del siglo XIX. Este tipo de fotos históricas no suele tener valor comercial. No hay grandes medios masivos llenando sus arcas con el uso de estas imágenes. Pero sí hay museos, archivos, bibliotecas, medios comunitarios, comunidades de intercambio cultural, wikipedistas, personas comunes y corrientes en sus blogs y en las redes, que difunden la memoria, que no se cansan de divulgar y hacer visibles las viejas fotos y sus viejas historias, para que no se olviden.

Uno de los problemas más graves de este proyecto de ley es que obligaría no solo a frenar, sino que haría retroceder, las iniciativas de digitalización de fotos históricas. Recordemos que digitalizar es realizar una reproducción, cosa que pasaría a ser ilícita a menos que se cuente con la aprobación de los autores, empresas titulares o herederos. Miles y miles de fotos de las que se desconoce su autor o si quedan herederos, podrían no ser digitalizadas jamás antes de terminar de deteriorarse (tragedia que ya ocurre en casi todo el mundo). Asimismo, fotos que han sido puestas a disposición en publicaciones físicas y en Internet, deberán ser dadas de baja para no enfrentar reclamos por el cobro de royalties que no existían al momento de divulgarse. Sólo en Wikipedia hay más de 10 mil fotos en riesgo.

Por las graves consecuencias para el patrimonio histórico que puede llegar a tener este proyecto de ley en Argentina, es que decenas de instituciones y colectivos hemos redactado y firmado un comunicado para alertar sobre los riesgos de cercenar el dominio público fotográfico. Invitamos a leer un análisis sobre el tema en la web de Fundación Vía Libre, a informarse sobre los devastadores efectos que tendría sobre la Wikipedia, y a leer y compartir el comunicado que está circulando.

2 Comentarios

Deja un comentario.

Avísame por correo electrónico si aparecen nuevos comentarios. También puedes suscribirte sin comentar.