6 tips útiles para una campaña online

Cuando queremos presentar al mundo un nuevo evento, actividad o proyecto cultural, una de las piezas clave para el éxito es una buena campaña de comunicación online. Hace unos días nos preguntaron por Twitter cómo se hace una buena campaña online. A continuación les damos algunos consejos útiles:

1) Un llamado a la acción

Una de las características principales de Internet es su interactividad. A diferencia de los medios tradicionales, permite tener un feedback y un diálogo constante con nuestro público. Si únicamente enviamos información de nuestro proyecto, anunciando “Coming soon”, la gente terminará de leer la información y seguirá su vida sin establecer ningún vínculo con el proyecto. Los llamados a la acción permiten aprovechar al máximo la interactividad, generando además una relación por afinidad con el público. Algunos ejemplos de cosas que podemos pedir: participar en una campaña de crowdfunding, participar en un juego o en un cuestionario, descargar un contenido, escanear un código QR, retuitear una consigna o información, etc. La acción que pedimos puede ser incluso mínima, del estilo “Suscríbete a nuestro newsletter”. Lo importante es que seamos claros en qué le pedimos a nuestro público y que generemos la chance de que la gente siga involucrada con el proyecto.

2) Un video

Un video de uno o dos minutos donde se presenta un proyecto o se convoca a un evento suele ser una buena idea para cualquier campaña. Los videos breves, si son creativos, invitan a ser compartidos en las redes. Hay muchas formas de crear un video: desde generar una grabación original con una cámara digital, hasta realizar un remix con piezas de video encontradas (por ejemplo, con el editor de videos de YouTube), pasando por realizar animaciones con imágenes prediseñadas (por ejemplo, con Powtoon). Las posibilidades son infinitas y lo importante es que no hace falta saber filmar para poder realizar un video. Simplemente hace falta tener una idea creativa y llevarla a la práctica con las herramientas que sabemos utilizar y que tenemos a mano.

3) Un regalo

Una buena forma de acercar públicos a los proyectos culturales es ofreciendo una atención o un regalo. Pero ojo, no cualquier regalo funciona igual. Es importante que lo que ofrecemos sirva como una carta de presentación de nuestro proyecto. Algunos regalos pueden ser libros, guías, invitaciones gratuitas a eventos, muestras de nuestro trabajo artístico, diseños originales e incluso obras. Si la gente considera valioso lo que hacemos, volverá por más.

4) Un hashtag

Para eventos que tienen una duración acotada en el tiempo, es bueno utilizar un hashtag en Twitter. Hay algunas medidas que pueden incentivar a la gente a que use el hashtag. Por ejemplo: utilizarlo en los títulos de nuestros posts, acompañarlo de una consigna atractiva, acompañarlo de contenido interesante de manera que sea retuiteado, etc.

5) Invitaciones

Un detalle esencial, pero al que a veces no prestamos demasiada atención, es realizar invitaciones por correo electrónico. Antes que nada, no dejemos de avisar a la gente que conocemos y que es afín a nuestro proyecto. Luego, podemos hacer una búsqueda en Google y en las redes para encontrar personas y proyectos a los que les pueda interesar la propuesta. Las invitaciones deben ser breves, cordiales y personalizadas. Nadie quiere recibir spam en su casilla de correo. En cambio, la gente sí está dispuesta a atender mensajes hechos por personas y para personas.

6) Gacetilla de prensa

Dependiendo de la naturaleza de nuestro proyecto, podemos desear que aparezca en la prensa tradicional. No está de más realizar una lista de contactos de prensa y enviarles una gacetilla redactada en forma de noticia. Cuanto más digerido esté el mensaje, más posibilidades tenemos de que sea publicado, dado que le ahorramos trabajo al periodista 😀

Deja un comentario.

Avísame por correo electrónico si aparecen nuevos comentarios. También puedes suscribirte sin comentar.