Todos tenemos un canal de videos online y podemos usarlo #CulturaEnDigital

Imagen: youtube generation, by jonsson.

Imagen: youtube generation, by jonsson.

La semana que viene comienza el nuevo curso online Cultura en Digital orientado a artistas y gestores culturales que necesitan crear o renovar sus estrategias para el mundo digital. La mejor forma de contarles de qué se trata este curso es hacer un recorrido por las tendencias más recientes en las herramientas y metodologías de trabajo en digital para la cultura. Así que hoy comenzamos la serie #CulturaEnDigital con una sucesión de posts derivados de un artículo que publicamos a inicios de este año: Renovando tu estrategia digital. Creemos que hay muchas claves a desarrollar y actualizar a partir de lo que escribíamos hace tan solo unos meses. El primer post de la serie lo dedicamos al uso del video online en proyectos culturales.

Todos tenemos un canal de videos online y podemos usarlo

Es muy probable que no sepas que ya tienes un canal de video en YouTube y que nunca hasta el momento lo hayas usado para promocionar tus proyectos culturales. ¿Cómo se puede aprovechar esta herramienta?

 

1) Cómo empezar en YouTube

Si tienes una cuenta en Gmail, accede a este enlace y verifica si ya cuentas con un canal personal. Si no lo tienes, lo puedes crear inmediatamente. Si lo que te interesa es empezar un nuevo canal, aunque ya tengas otros, revisa en este enlace todos tus canales y crea uno nuevo desde cero si lo deseas (podría ser para un proyecto o evento específico). Si hay páginas de Google+ asociadas a tu perfil, también podrás crear canales para esas páginas.

Una vez creado el canal, lo primero es dotarlo de un diseño adecuado. Aquí hay una sencilla guía para dar los pasos para personalizar la apariencia de tu canal y que luzca adaptado perfectamente a todo tipo de pantallas. No te olvides de este importante aspecto. Un canal sin ningún rasgo de identidad, o desactualizado respecto de la estética de tu proyecto, parece abandonado y sin vida.

 

2) Qué puedo hacer

Tener un canal de video online no necesariamente significa convertirse en una productora de cine y video. Tampoco significa que vamos a publicar solamente propaganda. Es necesario planificar unos contenidos atractivos para el público al que apuntamos, enriqueciendo las propuestas de nuestro proyecto cultural.

Hay una diversidad de formas de usar un canal de YouTube en el sector cultural:

– Contenidos originales: videoclips, cápsulas de conocimiento, tutoriales, cortos, entrevistas, informes, adelantos de eventos o de publicaciones, etc. Este tipo de contenido puede requerir participación de un equipo de producción profesional, pero también se puede llevar a cabo en forma casera, cuidando siempre algunos aspectos básicos de calidad. Pero en general, contando con buena luz, capturando sonido con un micrófono decente, con un trípode para sostener la cámara (o incluso el celular), editando con sencillos programas de software libre y recurriendo a repositorios de música libre, estamos en condiciones de empezar una producción propia. No es probable que todos tus videos tengan un éxito arrollador al instante, pero también puede ser que eventualmente se genere un efecto viral, si se sabe cómo funcionan este tipo de fenómenos.

– Registros: desde el montaje de una exposición al registro de un festival, grabaciones de conciertos o conferencias. Incluso el audio de un programa de radio puede editarse en video con una imagen fija y así enriquecer tu canal con una opción sencilla de producir.

– Eventos en vivo: desde cualquier canal de YouTube se puede comenzar una emisión en vivo y en directo mediante Google Hangouts. Esta es una opción para aprovechar el canal sin moverte casi de tu escritorio o incluso utilizando tu celular, siempre y cuando se tenga algo interesante que decir o una buena excusa para conversar. En ese sencillo tutorial se explica cómo comenzar una emisión en vivo.

– Curación de contenidos audiovisuales: con un canal de YouTube podemos suscribirnos a otros canales, conocer proyectos interesantes y agrupar lo que vamos descubriendo en listas de reproducción que se transformen en espacios de recomendación.

3) Consejos para empezar

– Reconocer la centralidad de los contenidos, no de las empresas o las instituciones: el público no le va a prestar atención a los valores abstractos de una marca, sino a los contenidos y conceptos de la pieza de video en sí.

Apuntar ideas, hacer guiones, planificar mínimamente lo que queremos decir en cada video. No partir desde cero frente a la cámara.

Preparar nuestro video para que sea compartible y resulte fácil interactuar con él. Admitir comentarios, autorizar que sea embebido en otros sitios web y que se comparta en las redes sociales, así como permitir que sea descargado y remixado. Para facilitar todo esto, nada mejor que cambiar la licencia de los videos: en lugar de la licencia estándar de YouTube, optar por la licencia CC-BY al momento de publicar según se explica aquí.

– Duración: prevenir el abandono temprano de la visualización cautivando al espectador en los primeros 15 segundos y evitando estirar el metraje más allá de lo necesario.

– A la hora de publicar el video en nuestro canal hay que poner un buen título, descripción y etiquetas. ¡Nada de dejar por defecto el nombre de archivo del video! Los videos deben ser sencillos de indexar para tener chances de aparecer en los resultados de búsqueda.

– Frecuencia de publicación: establecer una frecuencia es importante. Una vez que te das cuenta de todas las opciones para generar y publicar contenidos que pueden estar a tu alcance (básicamente todo lo que pasa en y alrededor de tu proyecto), verás que es más fácil proponerse una frecuencia regular.

 

4) Renovando la estrategia: consejos extra para mejorar

– Si no somos profesionales del video pero tenemos capacidad para editar piezas simples, podemos mejorarlas contando con algunos elementos de diseño, como zócalos, frames de inicio y finalización y pequeñas animaciones que pueden darle un toque más atractivo a cada pieza.

– Habilita el tráiler de tu canal. El trailer es un video de bienvenida que se ve destacado debajo del cabezal del canal. Sirve para presentarle al público la temática de tu canal, piorizar algún video especial, invitar a suscribirse o simplemente presentar en pocas palabras tu proyecto. Es fácil configurar esta opción: aquí puedes leer cómo se hace.

– Ordena el canal con nuevas listas de reproducción. No dejes los videos sueltos, ordénalos por tema, evento, proyecto o el criterio que quieras. Las listas ayudan a que los videos se retroalimenten, ya que al usuario que ve un video en una lista enseguida le es sugerido el siguiente.

– Generar comunidad, prestando atención y comentando la producción de otros usuarios, suscribiéndose a canales interesantes y compartiendo hallazgos valiosos. Esto nos servirá para echar un ojo a lo que están haciendo proyectos similares, a las nuevas tendencias, y a cosas interesantes que podrían servirnos de inspiración.

Anotaciones: ¿no estás utilizando las anotaciones en YouTube? Se trata de pequeñas cajas de texto y enlaces que se superponen en el video en determinado momento. Son útiles, por ejemplo, para invitar a la gente a suscribirse, visitar tu web, registrarse en un evento o ver otro video. De hecho, es una buena forma de dar nueva vida a videos anteriores, enlazándolos con los más nuevos.

Volver a promocionar el canal: es importante que vayas creciendo en suscriptores. No te olvides de promover el canal periódicamente, ya sea compartiendo las producción nuevamente , o invitando una vez más a suscribirse. Dos o tres nuevos suscriptores llegarán, y así, de a poco, irá creciendo el canal.

Para profundizar en consejos y buenas prácticas: manual de YouTube para optimizar el canal y los videos: guía para crear videos atractivos y guía para músicos y artistas.

 

Próximo capítulo y curso online

Si te interesó esta primera entrega de la serie #CulturaEnDigital, no te pierdas el siguiente post que publicaremos en esta semana: Los viejos boletines electrónicos siguen siendo efectivos: ¡reactiva el tuyo! Esta serie parte del artículo Renovando tu estrategia digital.

Para seguir aprendiendo cómo aplicar estos consejos en tus proyectos culturales, apúntate en el curso online Cultura en Digital: Estrategia 2.0, identidad digital y entornos móviles para la gestión cultural.

1 Comentarios

Deja un comentario.

Avísame por correo electrónico si aparecen nuevos comentarios. También puedes suscribirte sin comentar.