La edición digital como metodología

Fuente de la imagen: Blog de Mariana Eguaras.

¿Cómo se hace un libro digital? ¿No son actualmente todos los libros “digitales” desde su nacimiento, por el solo hecho de que los hacemos usando computadoras? ¿El proceso de editar un libro digital sigue el mismo camino que el libro que va a ser enviado a la imprenta?

Las respuestas a estas preguntas no son tan obvias, porque el mundo de la edición digital es más complejo de lo que parece. Algunos de sus más interesantes desafíos se abordan en una reciente publicación: “Edición digital como metodología para una edición global – Análisis, reflexiones y propuestas para el entorno editorial actual”. Un libro de Ramiro Santa Ana Anguiano que recopila una serie de entradas publicadas en el blog de Mariana Eguaras. El libro no solamente presenta metodologías y técnicas de edición digital, sino que lo hace explicando los problemas de fondo y haciéndonos reflexionar en torno a ellos de forma muy clara y amena. Para todas aquellas personas e instituciones que hemos editado en digital, y que pensamos seguir haciéndolo, este trabajo es una lectura básica.

El libro comienza explicando que la edición digital actualmente es multiformato: una misma obra puede tener múltiples versiones con características diferentes para soportes diversos. Libro maquetado en PDF para ser impreso, EPUB, MOBI y web, son los formatos más básicos, pero también pueden surgir derivados en forma de un juego o una aplicación (appbook). Esta edición multiformato no se resuelve con un software mágico que todo lo hace. Porque para Santa Ana, la edición digital no equivale ni a un producto (la publicación), ni a una herramienta tecnológica (el software que la produce), sino a una metodología.

Es así que, en su primer capítulo, el libro presenta distintas metodologías de edición y argumenta en favor de una metodología emergente en el mundo editorial: single source y online publishing. Esta metodología implica comenzar por un archivo “madre” con el contenido editado y estructurado. Desde ese archivo luego se ramifican los procesos para cada formato, con las especificaciones visuales y editoriales propias de cada uno. Pero a pesar de esta independencia de cada formato, el proceso implica un control de versiones como el que permiten los repositorios online tipo GitHub. En lugar de forzar el proceso para obtener un libro digital desde el archivo maquetado para imprenta, lo que se hace es planificar primero los distintos formatos, entre los cuales el impreso será solo uno. Cada formato tendrá su proceso, adecuado a los estándares de calidad y posibilidades de cada cual, pero no se perderá la coherencia de la edición ni se deberá duplicar tarea o aplicar engorrosos parches para cada uno de los formatos deseados.

Este tipo de metodologías, argumenta el autor, no solo transforman los aspectos técnicos de edición, sino el concepto de edición como proceso productivo. Pasan a tener una importancia fundamental el archivo fuente, la observación de estándares, el trabajo colaborativo y las herramientas libres. Es por eso que en el capítulo IV, Sana Ana hace un análisis crítico de la hegemonía de las herramientas de Adobe en la edición, que no permiten ver las limitaciones del software para el control del proceso de edición y para la preservación digital de las obras. Remata esta crítica con hay una hermosa frase: “Adobe, el omnipresente, no es omnipotente”.

Todo esto lleva al autor a proponer un concepto de edición libre que incluye no solo el acceso al producto final -la publicación- sino que permita ver, entender y continuar el proceso de producción. Un concepto más cercano a la idea de software libre, ya que implicaría poner a disposición los archivos editables y permitir su modificación. Su propuesta es la Licencia Editorial Abierta y Libre (LEAL), que permite usar, copiar, reeditar, modificar, distribuir o comercializar bajo las siguientes condiciones:

  • Que cualquier producto creado a partir de este material herede algún tipo de licencia LEAL.
  • Que la comercialización no sea el único medio para adquirir el producto final.
  • Que el uso no resulte perjudicial para cualquier colaborador.
  • Que los archivos editables y finales sean de acceso público.

Nos podríamos preguntar por qué no elegir para esto una licencia libre Creative Commons (como BY o BY-SA). La respuesta es que estas licencias no le exigen a quien hace una obra derivada, que ponga a disposición los archivos editables. En cambio, la licencia LEAL exige a quien tuvo acceso libre a los archivos editables, que luego de modificarlos los siga manteniendo libres y accesibles.

Más allá de la licencia elegida, nos quedamos pensando en el concepto de obra libre. Nos pareció muy interesante la propuesta de Ramiro Santa Ana, a la cual le sumaríamos dos cosas que creemos importantes. La primera, es que los archivos editables deberían estar en, al menos, un formato abierto que pueda ser editado con software libre. Y en segundo lugar, que los archivos estén accesibles al menos en una plataforma libre, que no exija a los usuarios loguearse o entregar datos personales, ni condicione el acceso de ningún otro modo. Internet Archive (aquí un tutorial), Wikimedia Commons, GitHub, un repositorio propio, o cualquier otro sitio web público que no tenga obstáculos al acceso, serían posibles opciones.

Un excelente ejemplo es “Edición digital como metodología para una edición global – Análisis, reflexiones y propuestas para el entorno editorial actual”, disponible en Internet Archive y en GitHub desde donde se facilita el acceso a los archivos editables en formatos abiertos.

En Ártica tenemos una pequeña colección de ebooks de la casa, lo que nos ha permitido conocer algunos de los desafíos y posibilidades de la edición digital. Queremos seguir publicando y aprendiendo, para lo cual esta obra es un excelente recurso para seguir adelante.

Publicado por Mariana Fossatti

1 comentarios

[…] podemos pensar la ideología de lo libre aplicado a la cultura. En La edición digital como metodología nos explican sobre la licencia LEAL que se ajusta a las necesidades de este nuevo modelo de […]

Deja un comentario

Avísame por correo electrónico si aparecen nuevos comentarios. También puedes suscribirte sin comentar.