Licencias libres: la mejor opción para la autoedición digital

libros

Allá por septiembre y octubre de 2012 realizamos la primera edición del curso online abierto “Arte y cultura en circulación”, junto con los amigos de Creative Commons Argentina. Aprovechando el paso del LibreBus por Uruguay, se nos ocurrió que una excelente manera de complementar un recorrido tan ambicioso de la cultura libre por el Cono Sur era realizar en paralelo un curso online abierto, sobre derechos de autor y licencias libres.

En aquella primera edición del curso participaron más de 600 personas de Chile, Argentina, Uruguay y Paraguay, pero también del resto de países de Hispanoamérica por donde el bus no pasó. Así, de alguna forma se podía ser parte del LibreBus desde cualquier lugar del mundo.

Una vez finalizado el curso abierto, llegó el trabajo de volver sobre los materiales, revisarlos y adaptarlos para ser publicados en un e-book. Este incluyó nuevos materiales que enriquecieron y complementaron los ya existentes, dando unidad a la publicación.

Luego de varios meses de edición, corrección y redacción de nuevos capítulos, a comienzos de julio de este año lanzamos la versión en pdf y un mes después publicamos la versión en formato epub.

A la hora de ejercer el derecho de autor estipulado en nuestra ley, la decisión que tomamos los autores fue utilizar una licencia Creative Commons Atribución – Compartir obras derivadas igual. Esta licencia consiste en una autorización por anticipado para que cualquier persona o institución pueda utilizar con cualquier propósito la obra, siempre que se cumplan dos condiciones:

1) citar correctamente a los autores;
2) que todas las obras derivadas que se realicen tengan una licencia igual.

Esta licencia (es decir, este uso del derecho de autor) contempla, entre otras cosas, la posibilidad de copiar, compartir, prestar, regalar, modificar, distribuir y vender la obra, así como las obras derivadas, sin autorización por escrito, dado que la autorización ya está dada por la propia licencia.

Al momento de publicar el e-book, no contábamos con medios para realizar una versión en papel. Es por esa razón que elegimos hacer la edición en formato digital, cuyo costo de publicación y distribución es cero. Hasta el día de hoy, la versión en pdf lleva más de 3000 descargas y la versión en epub anda por las 400.

Con anterioridad, habíamos utilizado la misma licencia para publicar en 2011 el e-book “Arte joven y cultura digital”, que lleva 10.700 descargas, así como en 2012 la “Guía básica para la presentación de un proyecto artístico”, con casi 13.000 descargas, y el libro del taller literario online coordinado por Marina Yuszczuk, “Poemas de cinco países”, que tiene la nada despreciable suma, para un libro de poesía, de 380 descargas.

Como ya contamos en un post anterior, la autoedición digital tiene enormes ventajas dado que ahorra costos, elimina la dependencia y permite una distribución amplia.

Y tal como veremos a continuación, el complemento ideal para la edición digital es el uso de una licencia libre, en especial la licencia CC BY SA.

En nuestro caso, dos meses después de la autoedición en pdf y un mes después de la autoedición en epub, la editorial Tren en Movimiento, de Argentina, decidió publicar nuestro libro en formato papel. La licencia Creative Commons elegida facilitó enormemente el proceso, dado que no fue necesario firmar ningún contrato entre la editorial y los autores. Los chicos de la editorial simplemente tomaron el material y lo reeditaron en una edición de bolsillo preciosa, que comenzó a ser distribuida en Argentina. De esta manera, nos beneficiaron enormemente a los autores, dado que nos dieron la posibilidad de llegar a ser leídos en formato físico, un formato para el cual nosotros no teníamos el conocimiento ni el tiempo ni los medios técnicos y económicos que implicaba su producción.

Lo mejor de todo, y lo que marca una diferencia notable con la práctica tradicional y antigua del mercado editorial, es que al utilizar una licencia libre los derechos sobre la obra no fueron enajenados por un privado, sino que siguen en nuestro poder, a la vez que están compartidos con la comunidad.

Lo más habitual en estos casos históricamente ha sido que las editoriales realizaran su tarea a cambio de la cesión total de derechos por parte de los autores por una cantidad de años que variaba en cada caso, pero que por lo común establecía que el autor perdía la potestad de republicar el libro o ponerlo a disposición en Internet, por ejemplo. El caso más común, y deplorable, era que luego de que el libro se agotara o fuera retirado de las estanterías de las librerías, la obra pasara a estar “secuestrada” por la editorial, dado que nadie podía volver a publicarla, ni siquiera el autor.

En nuestro caso, la utilización de una licencia CC BY SA nos permite que, más allá de esta magnífica primera edición en papel realizada por Tren en Movimiento, de aquí en adelante cualquier nueva editorial, en cualquier país, pueda tomar nuevamente el material y volver a publicarlo, continuando la tarea de divulgación que nosotros desde el principio buscamos promover.

Al comentar con nuestra gente cercana el modelo de publicación que utilizamos, algunos amigos objetaron el hecho de que la editorial puede ganar dinero de los libros sin darnos nada por nuestro trabajo intelectual. Por supuesto, se trata de amigos bienintencionados que se preocupan por el valor que damos al trabajo de todos los días.

Sin embargo, esta objeción omite cuál es la realidad concreta en el mercado editorial de habla hispana. La norma, como ya dijimos, es que el autor ceda todos sus derechos a las editoriales y no cobre, o que cobre un adelanto magro por única vez, para luego verse privado de disponer de su obra por plazos de 5, 10, 20 o más años. En cualquier caso, el precio a pagar es demasiado alto a cambio de tener la chance de publicar.

En cambio, el modelo de publicación libre es un modelo virtuoso, que permite que otras personas añadan valor agregado y obtengan los frutos de ese valor agregado añadido, sin privar a los autores de seguir disponiendo de su obra. Todo lo contrario: nosotros también podemos seguir recibiendo pagos, como ya lo hacemos con la versión digital utilizando el sistema de “ponle el precio que quieras”, así como también tenemos la posibilidad de imprimir y vender la obra en papel si lo deseáramos.

El modelo de licenciamiento libre no es un modelo de “renuncia” a nuestros derechos. Por el contrario, es una afirmación del derecho a seguir disponiendo de nuestra obra, al tiempo que lo hacemos de manera responsable ante la sociedad, sin criminalizar la copia ni la circulación.

El modelo de licenciamiento libre tampoco es necesariamente un modelo de “regalo” o de rechazo al dinero. Como siempre afirmamos en Ártica y como lo experimentamos día a día, los proyectos basados en la cultura libre son económicamente viables y, sobre todo, son sustentables a nivel social. No así el modelo de la industria cultural que heredamos de décadas pasadas.

4 Comentarios

  1. Muchas gracias! Me convence bastante lo que comentan. Ando en busca de esta opción para editar mi material ¿cómo lo podría hacer desde Chile?
    Espero muy atenta un comentario.
    Saludos!

    Comentar
    • Hola, Paula! Qué bueno que te interese utilizar licencias libres para tus materiales! 😀 Por supuesto que podés usarlas en Chile. Te comparto el enlace a Creative Commons Chile, donde podrás encontrar muchísima información. Vas a ver que en ese sitio web, arriba a la derecha, hay un botón para licenciar tu trabajo con Creative Commons. Saludos!

      Comentar

Deja un comentario.

Avísame por correo electrónico si aparecen nuevos comentarios. También puedes suscribirte sin comentar.