Empoderamiento, gestión y ética en el mundo editorial: el caso de Orsai

Hernán Casciari es un escritor y periodista argentino radicado en Barcelona que ganó notoriedad por su escritura en blogs y lleva publicadas varias novelas. En septiembre de 2010, cansado de las condiciones abusivas de editoriales y medios gráficos tradicionales, renunció a trabajar con ellos y lanzó un proyecto propio junto con Christian “Chiri” Basilis: la revista y editorial Orsai.

Entre sus objetivos, se plantearon: “Queremos tener en las manos un papel que no te venda nada, ni explícito ni subliminal”, “que cada colaborador escriba hasta que se le antoje”, “que cada desglose esté hecho por personas apasionadas”.

Pero ¿cómo hacerlo? Y sobre todo, ¿cómo hacerlo respetando a autores y lectores por igual?

En sus “Diez pactos para fundar una editorial imposible”, Casciari y Chiri dan algunas pistas claras, que aquí nos damos el lujo de reordenar en 7 ideas:

  1. Independencia editorial y de los autores: la editorial no vende avisos, por lo cual no depende de la pauta publicitaria para subsistir. Los autores, por su parte, no tienen limitaciones de contenidos ni de extensión para sus textos.
  2. Retribución justa: los autores reciben el 50% del precio de venta al público por sus publicaciones, sin contratos de exclusividad abusivos, con herramientas para monitorizar las ventas y eliminando intermediarios.
  3. Marketing viral: difusión a través de múltiples canales, entre ellos el blog Orsai y Facebook, permitiendo el intercambio con los lectores. Distribución viral de book trailers y artículos.
  4. Impresión a demanda: las publicaciones pasan por un período de preventa, tras el cual se imprime la cantidad exacta de ejemplares, lo cual permite ahorrar costos editoriales.
  5. Diferentes formatos y llegada a los lectores: un modelo de precios diferenciados por país (la revista Orsai cuesta desde 29 euros en Suiza hasta 0,06 euros en Cuba), ediciones muy económicas para leer en e-books y tablets, y, finalmente, una edición en PDF gratis (el mismo PDF utilizado para la impresión de la revista).
  6. Revista de papel como objeto durable: En sus propias palabras, “Ya nadie necesita una revista de papel. Hay Internet y hay Youtube; además los libros no se venden y las revistas literarias no son rentables. Pero acá tenés una y está en tus manos. Mirala bien: es un objeto de papel encuadernado, tiene un lomo y pesa un poco más de medio kilo. Te costó quince periódicos del sábado. Ahora el objeto es tuyo.”
  7. Código abierto: las prácticas y mecanismos de funcionamiento de la editorial no se ocultan. No hay “secretos comerciales”. Los que llevan adelante la editorial se encargan de difundir su visión y consideran que hacerlo tiene valor social.

Pero lo más interesante, sin dudas, es que el desafío editorial está resultando exitoso. Ya salieron dos números de la revista Orsai, de los cuales se vendieron aproximadamente 10 mil ejemplares de cada uno, sin contar las ediciones para e-books y tablets. Los ejemplares en PDF cuentan con cientos de miles de lecturas. En este momento está en período de preventa el número 3 de la revista y el libro “Cuadernos secretos”, de Horacio Altuna.

Desde Ártica saludamos la iniciativa y tomamos a Orsai como modelo de empoderamiento, gestión y ética en el campo de la cultura.

Imagen: http://editorialorsai.com

 

2 Comentarios

Deja un comentario.

Avísame por correo electrónico si aparecen nuevos comentarios. También puedes suscribirte sin comentar.