Renovando la infraestructura en un centro cultural online

Durante las primeras semanas del año estuvimos trabajando en mejorar la biblioteca y el aula virtual de Ártica. Siempre entendimos a Ártica como un centro cultural y, como tal, tiene distintos espacios donde suceden actividades culturales y educativas. Solo que, a diferencia de otros centros culturales, las actividades de Ártica ocurren en línea, conectando a personas de distintas partes del mundo.

Una biblioteca digital y libre que sigue creciendo

En los últimos días incorporamos alrededor de 20 libros nuevos a la biblioteca de Ártica, entre ellos varias novedades, como la traducción al español de Hecho con Creative Commons, el libro de Esteban Magnani La jaula del confort que analiza el funcionamiento del capitalismo de plataformas, y El Método Santalab que desarrolla una metodología para la innovación pública. Con las nuevas incorporaciones, la biblioteca de Ártica cuenta en total con más de 100 libros, la mayoría en español, dedicados a la temática de la cultura digital. Los libros incluidos fueron publicados por sus autores con licencias libres o abiertas, que permiten que nosotros los incorporemos en nuestra biblioteca y que cualquier persona los pueda descargar y compartir.

Vale remarcar la importancia de que existan en Internet bibliotecas de temas específicos como el de la cultura digital. Las bibliotecas especializadas reúnen y preservan materiales que de otro modo quedan dispersos y en muchos casos corren riesgo de dejar de estar accesibles en línea. Gracias a este trabajo, sirven como punto de referencia para las personas que investigan una temática específica, y como puerta de entrada para quienes quieren empezar a aprender. Con el objetivo justamente de reforzar la preservación digital de los contenidos de la biblioteca, además de alojarla en nuestro servidor hemos creado un respaldo de los libros en Internet Archive, que vamos actualizando a medida que se suman nuevos títulos. Y como compartir es también preservar (“sharing is caring”), creamos un archivo torrent que permite que cualquier persona descargue la biblioteca entera a su computadora en un solo clic y la pueda también compartir.

También actualizamos el software de la biblioteca a la versión más reciente de Omeka, un programa de gestión de contenidos especialmente diseñado para la publicación de colecciones digitales, cuyo uso es muy sencillo y que tiene la ventaja de ser software libre. Comenzamos a usar Omeka para gestionar la biblioteca de Ártica en 2017, cuando nuestra anterior biblioteca, que consistía básicamente en una lista de enlaces en una página de nuestro blog, empezó a resultar incómoda para encontrar y compartir una cantidad cada vez más amplia de títulos. Desde nuestro punto de vista, Omeka es la elección más adecuada para gestionar colecciones pequeñas y especializadas como esta.

Un entorno virtual de aprendizaje que sigue ampliando las posibilidades de la educación en línea

Además de las novedades de la biblioteca, en los últimos días estuvimos mejorando también el aula virtual de Ártica. Nos concentramos en dos tareas: la renovación del diseño y la incorporación de nuevas funciones.

Como saben, nuestra aula virtual, donde se desarrollan los cursos y talleres de Ártica, está basada en Moodle, el software libre para la gestión de aprendizajes más utilizado y recomendado en el mundo. Es más, a partir de nuestra experiencia implementando y utilizando nuestra plataforma de educación a distancia, surgieron colaboraciones con otras organizaciones, como SOF, Agua y Vida y el Centro Cultural de la Cooperación, para implementar sus propias plataformas y actividades de formación en línea.

Una de las mejoras del aula virtual de Ártica fue adoptar un nuevo tema visual, más moderno, llamado Trema, en el que destacan una página principal atractiva y un diseño claro y sencillo de los cursos y actividades.

Por otro lado, instalamos la versión más reciente de Moodle, que incorpora características nuevas como una mejora sustancial de los foros de discusión, así como la integración con H5P, un entorno libre para crear recursos educativos interactivos de manera sencilla.

Remodelando las infraestructuras digitales

Así como los centros culturales necesitan incorporar equipamiento, remodelarse y mantenerse en el mundo físico, también necesitan lo mismo en el entorno digital. A través del cuidado que le dedicamos a la infraestructura es posible brindar mejores experiencias a las personas que se acercan a nuestras actividades. Esto vale para Ártica, pero también para cualquier proyecto cultural que incorpore entornos digitales de participación y colaboración.

Publicado por Jorge Gemetto

Deja un comentario

Avísame por correo electrónico si aparecen nuevos comentarios. También puedes suscribirte sin comentar.